«Historia de un barrio. El Golf, 90 años»

Partió como un experimento rupturista y llegó a ser considerado uno de los barrios mejor planificados del continente. Con la intención de constituirse en una “ciudad jardín”, El Golf reemplazó las fachadas continuas típicas de la capital por “chalets” y “bungalows”, a semejanza de algunos barrios norteamericanos o europeos, donde las casas dialogan con el entorno.

Hoy 90 años después de los primeros loteos de los terrenos que dan origen al barrio, impulsado por dos mujeres visionarias, Loreto Cousiño y Elena Errázuriz, presentamos la exposición HISTORIA DE UN BARRIO, que se divide en cinco temas:

1) Origen del barrio
2) Desarrollo y consolidación del barrio
3) Instituciones y espacios destacados
4) Cambios y nueva configuración urbana
5) Imágenes en contraste

El eje central de El Golf es la intersección de las calles Apoquindo y Gertrudis Echenique y, es justamente en ese lugar, donde se construyeron las primeras edificaciones. Loreto Cousiño vivió en la casa que hoy pertenece a la Embajada de España y Elena Errázuriz lo hizo en la actual residencia del Embajador de Inglaterra.

De eso ha pasado ya casi un siglo y, a pesar de las transformaciones y cambios sistémicos, el barrio sigue conservando su espíritu inicial y es considerado uno de los mejores lugares para vivir en Santiago. Es por ello que la muestra, organizada por un grupo de vecinos de El Golf Sur, con la colaboración del Centro de Extensión de la Cámara Chilena de la Construcción y el patrocinio de Archivo En Terreno, da cuenta de su historia y reúne fotografías de diferentes archivos (muchos familiares), obtenidos de manera colaborativa, que ilustran cómo en poco tiempo un espacio rural se convirtió en un ejemplo de urbanismo, de gran valor arquitectónico y patrimonial y que ha contribuido a mejorar la calidad de vida.

Proyecto patrocinado por Ley de Donaciones Culturales

14 de enero al 14 de marzo / Apoquindo 3300.

“Rencontre”

“Rencontre” exposición de Enrique Zañartu en D21 Proyectos de Arte 

A partir del lunes 28 de diciembre de 2020 hasta el viernes 29 de enero de 2021 se podrá visitar en D21 Proyectos de Arte la exposición “Rencontre” dedicada a Enrique Zañartu, destacado artista visual chileno de larga residencia en París, a partir de sus obras originales presentes en la colección de Pedro Montes.

La muestra se compone de una serie de grabados de corte abstracto, dibujos y pinturas en pequeño formato, desarrollados por Zañartu a lo largo de distintos periodos de su trayectoria artística. Estos trabajos dan cuenta de la estrecha relación que tuvo con el prestigioso taller de grabado de William Hayter y con la Galerie du Dragon en París.

También se exhibirán una serie de libros –ilustrados con sus grabados– que dan cuenta de sus amistades y colaboraciones con importantes autores franceses, como Édouard Glissant, Jacques Charpier, Michel Deguy y Michel Butor. 

Sobre el autor

Enrique Antúnez Zañartu (Francia, 1921-2000) fue un artista visual chileno que desarrolló su carrera en Europa y Estados Unidos, siendo uno de los principales autores locales en ser reconocido a nivel internacional y mantener un contenido iconográfico ligado al paisaje cordillerano y el colorido típico del territorio chileno. 

Estudió grabado en el Atelier 17 del británico William Hayter, donde compartió junto a importantes artistas como Ives Tanguy, Marx Ernst y el chileno Carlos Faz. Durante la segunda mitad de la década del sesenta colaboró con el proyecto arquitectónico y poético liderado por Alberto Cruz y Godofredo Iommi, nacido desde la Universidad Católica de Valparaíso. 

A lo largo de su trayectoria, realizó una amplia labor académica en importantes instituciones norteamericanas y europeas entre las que cuentan la Washington University y la Rice University de Houston en los Estados Unidos, la York University de Toronto, Canadá, el Atelier Garrigues de Nimes, Francia y la Universidad de Alcalá en España.

D21 Proyectos de Arte / Nueva de Lyon 19, departamento 21, Providencia (Metro Los Leones) Santiago de Chile, CP 7510054 / Entrada liberada / Lunes a viernes de 11 a 19 hrs. sábado de 11 a 15 hrs. / +56 2 23356301 / info@d21.cl / www.d21.cl / www.facebook.com/D21.ProyectosdeArte

«Santiago. Plaza de Armas»

Muestra en el MUI

 “SANTIAGO. PLAZA DE ARMAS”: UN VIAJE EN EL TIEMPO POR UNO DE LOS HITOS DE NUESTRA CAPITAL  

  • La exposición conjunta entre el Museo Interactivo de Las Condes (MUI) y el Museo Histórico Nacional es un recorrido del emblemático lugar, desde sus inicios hasta hoy, a través de diversas fotografías, grabados y pinturas.
  • Se puede visitar, con entrada liberada, hasta el 29 de febrero.

El Museo Interactivo de las Condes (MUI) y el Museo Histórico Nacional se unen en la exposición SANTIAGO. PLAZA DE ARMAS, donde se exhiben, de manera gratuita y hasta el 29 de febrero, diversas fotografías, grabados y pinturas que dan cuenta de la evolución de este emblemático espacio desde sus inicios a nuestros días.

La exposición tiene por objetivo invitar al público a un recorrido visual a través de la historia de la Plaza de Armas. Este viaje se inicia en su fundación durante tiempos incaicos, y termina en su estado actual como centro de nuestra trama urbana metropolitana. 

La muestra es un viaje en el tiempo a través de imágenes y textos que buscan rescatar la geografía y su arquitectura; las costumbres, ocupaciones y vivencias que hacen del centro de Santiago un espacio representativo de nuestra cultura e historia. 

La historia de la Plaza de Armas es narrada a través de tres niveles que van desde lo alto de sus techos, las fachadas de sus edificios llegando al nivel del suelo y quienes habitan la Plaza. Cada uno de estos niveles cuenta momentos de la historia del lugar a escalas diversas desde sus orígenes hasta como la conocemos hoy. 

Una exposición imperdible que marca el puntapié inicial de una interesante alianza entre el MUI y el Museo Histórico Nacional con un objetivo común claro: educar a través de la cultura. Para recorrer en familia y aprender más de nuestros espacios e historia en común.

Más información en www.mui.cl

28 de enero de 2019 al 29 de febrero 2020 / Museo Interactivo Las Condes, MUI. Isidora Goyenechea 3400, Metro El Golf / 22 963 71 80 / Martes a viernes, 10:00 a 19:30 horas; Sábados y domingos, 11:00 a 19:30 horas / Entrada Liberada

“Tsunekawa: 100 años de retratos»

  • En el marco de los 180 años de la invención de la fotografía en el mundo, la Biblioteca Nacional y la Embajada del Japón en Chile, conmemoran el centenario de la llegada a nuestro país de Kyutaro Tsunekawa (1898-1985), reconocido fotógrafo nipón.

En noviembre del año 2005, el Archivo Fotográfico y Audiovisual de la Biblioteca Nacional, adquirió una selección de más de 1.200 fotografías -negativos y copias en papel- del estudio fotográfico de Kyutaro Tsunekawa. Posteriormente, su familia realizó una generosa donación  de más de 25.800 fotografías que fueron tomadas en el estudio.

Estos aportes constituyen el pilar de la exposición “Tsunekawa: 100 años de retratos» que recorre la vida y obra del artista visual en nuestro país. Gracias a la labor realizada por el Archivo Fotográfico y Audiovisual con el material recibido, desde el 29 de agosto el público podrá recorrer este verdadero tesoro de la fotografía de estudio en Chile.

La muestra, que conmemora los 100 años de la llegada del fotógrafo japonés a Chile, hace un recorrido por su vida, con énfasis en su estudio, su particular trabajo como retratista, y en los aspectos técnicos y estéticos de su actividad. A través de sus retratos, es posible un acercamiento a la sociedad de la época y testimoniar  la evolución que tuvo este género con el pasar de los años. El estudio de Kyutaro Tsunekawa (al que llamó “Estudio Tunekawa” para facilitar su pronunciación) representa la historia y el desarrollo de los estudios fotográficos durante el siglo XX, los cuales hoy prácticamente han desaparecido.

Para el director del Servicio Nacional de Patrimonio Cultural, Carlos Maillet, es destacable que “este patrimonio da cuenta de casi un siglo de retratos donde podemos ver reflejado el semblante de nuestra sociedad y su evolución a través de distintas décadas”, y agrega que “el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural agradece profundamente la importante donación del archivo del Estudio Tunekawa por parte de su familia”.

Soledad Abarca, jefa del Archivo Fotográfico y Audiovisual comenta sobre el proceso y la importancia de esta donación: “Para el equipo del Archivo Fotográfico y Audiovisual de la Biblioteca Nacional, el proceso de recepción del valioso archivo del Estudio Tunekawa ha significado un enorme desafío, ya que estamos recibiendo un gran volumen de material fotográfico, que presenta diversas técnicas tales como placas de vidrio, negativos flexibles de acetato y numerosas copias en papel retocadas e iluminadas. Asimismo, ha sido una experiencia maravillosa poder conocer en profundidad la forma de trabajo de un fotógrafo de estudio, que tenía una exigencia extraordinaria en su trabajo. La familia Tsunekawa ha resguardado celosamente este legado, no sólo de las fotografía, sino también equipos, herramientas y diversos documentos”.

La Embajada del Japón destaca que este hito es una ocasión relevante, y así lo explica su Agregado Cultural Ko Takahashi: «Es muy significativo que la Biblioteca Nacional  exponga este valioso trabajo fotográfico que une a generaciones de chilenos con Japón, a través del arte y de la vivencia cotidiana. Asimismo, resulta un ejemplo de entrega y profesionalismo, y es nuestro deseo que la comunidad japonesa en Chile y sus descendientes sigan realizando su labor con la mayor dedicación y que fruto de ello las actuales y futuras generaciones continúen fortaleciendo los lazos de amistad que nos unen tan profundamente a japoneses y chilenos».

La muestra incluye 9 pantallas con decenas de retratos, y dos pantallas con entrevistas de personas que visitaron el Estudio Tunekawa en su niñez o adolescencia, y que han guardado con mucho afecto el trabajo del fotógrafo. Sus relatos forman parte esencial de la historia de este estudio y de su trabajo, ya que gracias a ellos es posible comprender  el metódico trabajo y la atención a los detalles que llevaron a Tsunekawa a convertirse en un referente del medio.

Junto a lo anterior, se exhiben más de 30 retratos en gran formato. La familia del fotógrafo, además, facilitó objetos utilizados para las fotografías de primera comunión (como cruces o rosarios), juguetes, herramientas, materiales, publicidad del estudio y fotos enmarcadas, junto con una de las cámaras de estudio empleadas por Tsunekawa.

La invitación es a recorrer esta increíble muestra del archivo del Estudio Tunekawa, desde el  28 de agosto a las 19:00 horas, momento de su inauguración en la Sala América de la Biblioteca Nacional. La exposición estará abierta desde el 29 de agosto en la Galería de Cristal, Lunes a viernes: de 09:00 a 19:00 horas

Exposición «Syntagma Musicum, 40 años de historia»

Exposición y proyecto de archivo digital sacan a la luz la historia y los aportes a la escena local de Syntagma Musicum

Hasta el 4 de octubre es posible ver en el Espacio Muro-Vime, el recorrido visual por la trayectoria del grupo de música antigua de la U. de Santiago, fundado en 1980, a través de fotografías, programas de mano, correspondencia y recortes de prensa. Además el Archivo Patrimonial Usach trabaja en la digitalización de todos estos documentos para el acceso público.

Eran fines de los 70 y un grupo de entusiastas músicos sub 30 decidían ir contra la corriente del new wave, el glam y el pop electrónico, lo estilos de moda de la época, para dar un salto al pasado y recobrar melodías clásicas del siglo XVI. Vestidos de terno impecable, Julio Aravena, Miguel Aliaga, Victor Rondón y Ernesto Quezada comenzaron a interpretar bajo el nombre de Syntagma Musicum y con instrumentos que iban del clavecín a la tiorba, obras europeas de la época barroca y más atrás, encantando  lentamente a un público poco habituado a estos sonidos. 

“Era un proyecto ambicioso, porque al principio abarcamos el medioevo, el renacimiento y el barroco. Mirándolo hoy era una locura; había que andar con muchos instrumentos diferentes para abarcar varios siglos de música hasta que de a poco fuimos integrando repertorio más americano”, recuerda el ex integrante de Syntagma Musicum, Julio Aravena, quien por años recopiló la historia del conjunto que en 1980 se incorporó oficialmente dentro de los elencos de la U.de Santiago, y que ahora lidera un proyecto que lo saca a la luz pública.

Con financiamiento de Fondart -de la línea de investigación y registro de la música nacional-, el músico e investigador ha rescatado todo tipo de material visual entre fotografías, recortes de prensa, afiches, correspondencia y programas de mano que ahora, en una primera etapa del proyecto, se reúnen en una exposición que resume y revela los inicios del conjunto y que se exhibe hasta el 4 de octubre en el espacio Muro de Vinculación con el Medio de la U. de Santiago. En paralelo, la musicóloga María Francisca Moraga ha comenzado la digitalización de todo el archivo con el objetivo de ponerlo al acceso público a través del sitio web del Archivo Patrimonial Usach, departamento que asesoró el proceso de conversación del material físico y que los resguardará desde ahora. “Se trata de documentos únicos y exclusivos que van desde la formación oficial del grupo en 1980 hasta 2017, mostrando una trayectoria que incluso ha cruzado fronteras, dando cuenta de conciertos en México, Portugal, Argentina, Venezuela, Brasil y Bolivia, además de los festivales y conciertos de extensión que se hacen desde 1992 hasta hoy en la Usach”, cuenta la investigadora.

Después de sus inicios con el repertorio europeo Syntagma Musicum se posicionó en la escena local por el rescate de melodías de este continente, transformándose, por ejemplo, en los primeros en grabar el “Cancionero Chilidugú” del padre Bernardo de Havestadt, música en las misiones Jesuitas de la Araucanía en el siglo XVIII, que fue resultado de una investigación musicológica llevada a cabo por Víctor Rondón y que fue interpretada por Syntagma Musicum junto al Coro de Niños de la Comunidad Huilliche de Chiloé, en 1998.

Pioneros locales

La exposición en el Espacio Muro-Vime rescata documentos clave de la época temprana del conjunto musical como el primer programa de concierto de 1979 o la puesta en escena de “La Púrpura de la rosa”, ópera compuesta por Tomás de Torrejón y Velasco sobre un libreto de Pedro Calderón de la Barca, que fue la primera ópera en ser compuesta e interpretada en América en 1701 y la única que sobrevive del repertorio del autor de origen español. También se exhiben fotografías de algunas de las presentaciones de Syntagma Musicum, entre las más singulares las que realizaron en televisión durante los ochenta, para programas masivos como Sábados Gigantes y en la franja cultural de TVN.

“En una segunda etapa se subirán al sitio web las grabaciones más emblemáticas del grupo que serán rescatadas de los casettes originales, además de varias tomas en vivo. El objetivo es que podamos catalogar el archivo sonoro con su imagen del programa correspondiente para que la gente pueda tener todo el material en orden”, adelanta Moraga. 

Aunque su elenco ha sufrido modificaciones en estas cuatro décadas, Syntagma Musicum continúa ejerciendo su labor como el grupo más longevo de Chile en la difusión de la música antigua. Actualmente la dirección musical está a cargo de Franco Bonino, quien interpreta la flauta dulce, Rodrigo Díaz en la tiorba y laúd, Jaime Carter en el clavecín, Gonzalo Cuadra en voz y Hernán Muñoz en violín barroco, ambos de los miembros más estables de la agrupación desde los 90 y Paulina Muehle-Wiehoff en el cello barroco, quien es una de sus últimas incorporaciones. 

La agrupación tiene en curso una temporada estable en el Teatro Aula Magna y todos los años lidera el Festival Internacional de Música Antigua, que este año se hará entre el 4 y 9 de noviembre. Para conocer su programación se puede visitar: www. extension.usach.cl.

COORDENADAS

Exposición Syntagma Musicum, 40 años de historia

Espacio Muro-Vime

Ubicado en el edificio de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio

Las Sophoras 175, Estación Central.

Abierta hasta el 4 de octubre, de lunes a viernes de 9 a 21 horas.

Entrada liberada.

«Las vidas de Condorito»

Desde este 8 de agosto la Biblioteca Nacional y Pelotillehue se funden para conmemorar la vida de Condorito, y el trabajo de René Ríos Boettiger (Pepo), su creador.

Cóndor y humano, chileno y universal, estrella y marginado, venerado por algunos y enjuiciado por otros, ídolo popular y marca registrada, histórico y actual, Condorito no se deja clasificar. Creado por del dibujante René Ríos Boettiger (Pepo) y publicado inicialmente hace 70 años en las páginas de la revista Okey (1949), Condorito ha cambiado una y otra vez. Se ha renovado entre páginas impresas y digitales, el cine y la publicidad, ha ejercido los más diversos oficios y ha traspasado las fronteras chilenas para transformarse en un ícono latinoamericano.

No es fácil para un personaje cumplir siete décadas y continuar vigente. Condorito hace años que trascendió las páginas impresas para convertirse en parte de la idiosincrasia nacional. El espacio que el personaje de Pepo tiene hoy en la cultura se lo ha ganado gracias al ingenio y la dotada pluma de su creador, que capturó en algunas viñetas las diversas caras del ciudadano promedio. Pelotillehue es Chile y Condorito somos todos los chilenos.

Es por esto que la Biblioteca Nacional ha querido abrir sus puertas a Condorito y todos sus amigos, para celebrar juntos el aniversario número 70 de Condorito. La muestra «Las vidas de Condorito», recorre desde los inicios del personaje, la aparición de su círculo de amigos y enemigos, su eterno amor por Yayita y por su sobrino Coné. Además la exposición irá más allá de Condorito, para conocer a su creador, Pepo, que no solo circunscribió su trabajo a este personaje, sino que fue parte de la revista Topaze, fundó las publicaciones La Pichanga y La Raspa, y trabajó en el mundo de la publicidad.

El salón Marta Cruz-Coke se convertirá en la embajada oficial de Pelotillehue, y espera recibir a todos lo que quieran celebrar con nosotros. Afiches y dibujos originales del Archivo de Láminas y Estampas, además de una selección de libros y ejemplares de la Sección Revistas serán parte de la exposición.

La inauguración será este 8 de agosto a las 12 horas en la Sala América de la Biblioteca Nacional, la entrada es liberada, y están todos invitados. La muestra podrá visitarse hasta el 30 de noviembre.

«Alberto Pérez Martínez, a 20 años de su partida»

5 de julio – 28 de julio de 2019 / MAC Parque Forestal – Sala de Conferencias
Inauguración: 4 de julio 19:30 hrs

Alberto Pérez fue una relevante figura en la escena cultural del Chile de mediados del siglo XX. Como docente de la Universidad de Chile formó a alumnos destacados como Adolfo Couve, Francisco Gazitúa, Félix Maruenda y Ximena Rodríguez; fue decano de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Austral de Valdivia; participó en la creación de la UNAC, Unión Nacional de Artista por la Cultura; fundó y dirigió el emblemático Espacio Siglo XX; y entre 1968 y 1970 fue director del Museo de Arte Contemporáneo. A veinte años de su muerte, esta exhibición repasa la trayectoria artística de Pérez. Luego de una primera etapa de experimentación en la pintura con líneas y colores, y de un análisis de la geometría y las formas, Pérez integra el grupo SIGNO, junto a Gracia Barrios, José Balmes y Eduardo Martínez Bonati. Juntos, los artistas rompieron con los conceptos de la pintura chilena de aquella época, proponiendo nuevas ideas existenciales y estéticas, donde el gesto era uno de los fundamentos. La muestra se completa con archivos, correspondencia y poemas de su autoría, que dan cuenta de una faceta menos conocida del artista y docente.

«Ventana a La Moneda»

Ventana a La Moneda, exposición de historias y objetos patrimoniales de la casa de gobierno en Centro Cultural La Moneda 

La muestra abre el viernes 24 de mayo y da cuenta de la historia de la construcción del palacio a partir de 1743 hasta su consolidación como eje del Barrio Cívico de Santiago, en las décadas de 1930 y 1940. Una selección de objetos patrimoniales se exhibirá en la Galería de Patrimonio del CCLM.

Con el objetivo de acercar al público general el Patrimonio de la casa de gobierno, Centro Cultural La Moneda inaugura este viernes 24 de mayo la exposición Ventana a La Moneda.

Con una selección de objetos patrimoniales, la muestra da cuenta del edificio concebido por el arquitecto romano Joaquín Toesca para ser la fábrica de acuñación de monedas, y cómo doscientos años después, ya convertido en palacio de gobierno, se transformó en el eje del Barrio Cívico de Santiago.

En la Galería de Patrimonio del CCLM se exhibirán recreaciones escenográficas de dos escenas de la historia del Palacio de La Moneda. La primera se inicia en 1743, en plena época colonial, con la propuesta de Francisco García Huidobro, quien se comprometió a crear la Casa de Moneda, sin costo para la Real Hacienda española. Cuarenta años después el arquitecto italiano Joaquín Toesca, diseñó el icónico edificio con escasos recursos y la realidad sísmica del territorio chileno en mente. El período de construcción abarcó entre 1784 y 1805, año en que comenzó a funcionar como fábrica de acuñación de monedas, clave para facilitar la autonomía económica del territorio. Cuatro décadas más tarde, ya con Chile independizado, es el Presidente Manuel Bulnes Prieto quien decide trasladar la sede de gobierno -que estaba en la Plaza de Armas- a la Casa de Moneda.

La segunda escena que aborda la exposición abarca el período que abre en 1846 y cierra en los años 1930 y 1940, con la serie de transformaciones que dieron forma al Barrio Cívico de Santiago, que tiene a La Moneda como su eje. El proceso se inició con la construcción de la fachada sur del palacio, que mira hacia la Alameda. Esta salida hacia la avenida más importante de la capital dio paso a la conformación del entorno actual del palacio, que convive con la Plaza de la Constitución hacia el norte y con la Avenida Bulnes al sur.

Objetos y retratos de los salones de palacio, junto a los planos que permiten acercarse a la concepción original de Toesca serán exhibidos en Ventana a La Moneda, entregando una visión general del palacio de gobierno. “Por primera vez el Palacio de La Moneda lleva fuera de la Casa de Gobierno, parte de su colección. Ventana a La Moneda es una invitación a la curiosidad y a la motivación del público a re valorar la historia y el patrimonio”, comenta María José Bunster Baeza, jefa del Departamento de Patrimonio Cultural de Presidencia. Beatriz Bustos Oyanedel, directora del Centro Cultural La Moneda, añade: “Nos interesa provocar una reflexión contemporánea sobre un edificio paradigmático de Chile, como es el Palacio de La Moneda, a través de la expresión dos momentos de su historia que reflejan desde su origen, como fábrica de acuñación de monedas, a convertirse en un ícono de la República”.

Hasta el 20 de octubre, de lunes a viernes, de 9:30 a 19:30 horas.

«“¡Hágase la luz!”. Primeras décadas de la electricidad en Chile (1883-1940)»

Son en total 19.839 fotografías, en diferentes formatos las que fueron entregadas por Enel Chile, en comodato, a la Biblioteca Nacional. Se trata del Archivo Fotográfico Histórico Institucional de Enel Distribución que será exhibido desde el 23 de mayo hasta el 26 de julio en el salón Marta Cruz-Coke de la Biblioteca Nacional de manera gratuita, de lunes a viernes, de 9:00 a 19:00 horas, y sábados, de 9:10 a 14:00 horas.

La exposición comenzó a gestarse en 2018 tras la firma de un acuerdo entre Enel Chile y el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural. Las imágenes dan cuenta de la llegada de la electricidad a Santiago y cómo la ciudad y sus habitantes vivieron un importante cambio. Todas las imágenes fueron entregadas en diferentes formatos, desde negativos en placas de vidrio, pasando por soportes plásticos, hasta copias en cianotipo, las que mantuvieron su formato original (fotos de tono azulado en papel).

Carlos Maillet, Director Nacional del Servicio del Patrimonio, asegura que «el Archivo Enel debe ser uno de los registros visuales más completos que existen de Chile, su calidad fotográfica y estado de conservación da cuenta, de manera excepcional, los comienzos de desarrollo que experimentamos a principios del siglo pasado. Sin duda, un patrimonio que debe ser difundido y puesto en exhibición para conocimiento de todos y todas las chilenas».

Dentro de la colección entregada y que será exhibida desde el 23 de mayo, destacan 50 álbumes fotográficos que son un completo e interesante registro de la construcción de las primeras centrales generadoras de energía, la implementación de servicios eléctricos y la puesta en marcha de los tranvías, entre otras cosas. A un año de este acuerdo, el Archivo Fotográfico de la Biblioteca Nacional ha digitalizado y catalogado estos álbumes, que ya se encuentran disponibles para ser consultados en la Biblioteca Nacional Digital.

Este archivo Histórico Institucional de Enel, es el registro más completo y valioso existente en la actualidad sobre la capital durante el Siglo XX. Sus imágenes retratan el proceso modernizador de la ciudad.

Paolo Pallotti gerente general de Enel Chile destaca la importancia histórica de este material que está siendo exhibido en la Biblioteca Nacional. «Estas fotografías dan cuenta de un hito en la historia de Santiago. Se trata de un invaluable registro fotográfico que retrata el avance de la luz por la ciudad. Con la llegada de la electricidad a la capital y luego a las regiones cambió la forma de vida que hasta ese minuto llevaban los chilenos. Hoy Enel sigue impulsando un desarrollo sustentable del país, liderando la transición energética, promoviendo las energías renovables y llevando adelante la electromovilidad con el fin de mejorar la calidad de vida de los chilenos».

Estas imágenes son una invitación a visitar la Biblioteca Nacional para descubrir un Chile diferente, de otro tiempo, que miraba con ojos de sorpresa y asombro como la luz hacía sus primeras apariciones y transformaba para siempre las calles y escaparates de la ciudad. Es la primera entrega por parte de Enel Chile a la Biblioteca Nacional y cuenta la historia desde el año 1883.

 

«Los trenes fantasmas de Matucana: entre archivos y memoria»

Hasta octubre, el público podrá conocer sobre uno de los últimos mitos de Avenida Matucana: un ferrocarril que atraviesa la ciudad día y noche sin ser visto, despertado la curiosidad y los recuerdos de los vecinos del barrio.

La muestra «Los trenes fantasmas de Matucana: entre archivos y memoria», que será exhibida en el primer piso del Archivo Nacional de la Administración (ARNAD), presentará registros documentales, fotográficos, audiovisuales y testimoniales del desarrollo ferroviario en el país, y especialmente del trazado que existe entre las estaciones Central y la antigua Yungay.

Se trata de la vía férrea que atraviesa Matucana a lo largo de su calzada poniente, que existía desde 1863, pero debido al flujo significativo de pasajeros y de carga, planteó la necesidad de encontrar una solución práctica a los problemas de conectividad y seguridad. Por ello, en 1931 la Dirección de Obras Públicas aprueba un proyecto de ley para construir un túnel subterráneo, que fue finalmente inaugurado 12 años después. Con una extensión de 2,5 km., atraviesa: Alameda, Universidad de Santiago (Usach), Quinta Normal, Internado Nacional Barro Arana, Escuela de Ingenieros del Ejército, y las calles Mapocho y Patricio Lynch, para emerger en los patios de la ex Estación Yungay.

Actualmente este pasadizo es recorrido a diario por un tren de carga, cuyo movimiento y ruido causa la curiosidad de los vecinos y transeúntes.

En el marco de la exhibición, el 23 de mayo se realizará un seminario sobre el patrimonio ferroviario de Chile que contará con especialistas en el tema.

La muestra estará abierta hasta el 25 de octubre, y fue realizada con la colaboración del Museo Ferroviario, así como con el apoyo de material visual del Archivo Central Andrés Bello, el Archivo Fotográfico Biblioteca Nacional y el Museo Histórico Nacional. La entrada es liberada.

Inicio: 23 de mayo de 2019 12:30 horas.

Término: 25 de octubre de 2019 16:00 horas.

Horario: Lunes a viernes entre 9:00 y 17:00 hrs.